Como ya anticipamos en nuestro artículo sobre el reembolso de gastos, el reembolso del kilometraje es una asignación que el empresario paga al empleado por los viajes de trabajo.

¿De qué depende el importe del reembolso del kilometraje?

En España, el precio del kilometraje no está regulado, por lo que el precio final dependerá del criterio de la empresa y de sus políticas de gastos, lo que sí está regulado es la cotización y retención de estos pagos.

Las notas de gasto son los documentos que utilizan los empleados de una empresa para solicitar el reembolso de los gastos que ha realizado en relación con su trabajo.

Lo mismo sucede con los gastos de aparcamiento, aunque todo esto dependerá de la política de gastos de la empresa. Aunque cabe destacar, que ya hay empresas o los propios empleados, que están empezando a reservar el aparcamiento antes de iniciar su trayecto.

¿Cómo se calcula el reembolso kilométrico?

Se puede pagar un plus mensual o anual por kilometraje o hacer un cálculo exacto. Para éste último caso, tomamos como ejemplo lo siguiente: Sara, que a veces viaja con su coche por trabajo a otras ciudades, en el mes de abril ha hecho 1.000 km sumando las distancias de todos sus viajes. Las políticas de la empresa establecen que hay que compensar con 0,41 €/km por lo que en su nómina se verá un plus por kilometraje de 410 €, de los cuales Hacienda sólo tendrá en cuenta 0,41 – 0,19 = 0,22 -> 222 €.

<strong>¿Qué sectores pagan más por kilometraje?</strong>

Los sectores que mejor pagan el kilometraje son industria, alimentación y farma. Hasta antes de la pandemia, el turismo era uno de los sectores que mejor pagaban el kilometraje.

Exenciones de IRPF en kilometraje

Aunque ya lo hemos avanzando anteriormente, los gastos de kilometraje se dividen de la siguiente manera:

Estancia: gastos relacionados con el alojamiento.

Conclusión

El kilometraje puede ser reembolsado si el empleado realiza el viaje en su propio coche, en un coche alquilado o si tiene un coche de empresa de uso mixto. Ambos reembolsos se calcularán teniendo en cuenta el Convenio Colectivo asignado al empleado, más las políticas que la empresa tenga al respecto. . Un empleado que se desplaza dentro del municipio está exento de impuestos, mientras que fuera del municipio está gravado.